Tejedora pampa



Cultura Pampa
ERCILIA MOREIRA DE CESTAC:

“PATRIMONIO VIVO”

El CICOP promueve la nominación de Doña Ercilia Moreira de Cestac como “patrimonio vivo”. Ercilia es heredera de la tradición femenina del telar pampa. Descendiente del cacique Manuel Grande, es hija nativa de Villa Fidelidad, Azul, Provincia de Buenos Aires.
Su empeño se centra en rescatar y difundir el telar pampa. Empezó a exponer sus trabajos en infinitas ferias del país, logrando innumerables reconocimientos y premios por la defensa y valoración de la cultura pampa atravez del cultivo de la artesanía del telar
Actualmente, trasmite su saber a la quinta generación, su nieta Verónica Cestac
En fotos: Ercilia en su telar; fajas pampas (detalle); de izquierda a derecha: Jorge Bozzano; Verónica Cestac; Alicia Lapenta; Ercilia Cestac; Luis Grossman

Los padres de Ercilia se llamaban: Ercilia Calderón y Pedro Moreira, ambos descendientes de indígenas y habitantes del Barrio Villa Fidelidad de Azul. La familia Calderón es descendiente del cacique Manuel Grande.
Sus padres ocupaban la casa que actualmente posee su nieta Verónica Cestac, heredera de la tradición familiar del telar pampa. .
Su esposo Cestac era descendiente de franceses, vivía en “Pueblo Nuevo”, luego barrio San Francisco. Ttrabajaba en la curtiembre Piazza y tuvieron un hijo: Ángel, que es artista y pintor. Luego adoptaron a otro, que es de profesión policía, que vive en Tandil.
Le enseño a tejer su abuela Pascuala Calderón (quién a su vez heredó el oficio de su madre); su tía Bibiana Calderón también cultiva el oficio de tejedora. Fue la primera profesora de telar de la Escuela Profesional de Mujeres de Azul, fundada el año 1925. Ambas fueron reconocidas en su época por quienes buscaban calidad en los trabajos tejidos.
Ercilia recuerda que su abuela le enseñó a tejer allá por 1938 cuándo tenia solo 13 años, pero nunca quiso darle detalles de su origen pampa. Hacia 1984 se ocupó de lleno a rescatar y difundir la antigua labor. Tenía entonces 59 años y una experiencia de 46 en el arte del tejido. Ercilia trabaja en un bastidor horizontal realizando cintas, fajas, trillas y ligas realizadas en hilo.
Su empeño se centra en rescatar y difundir el telar pampa y su verdadero valor en la Provincia de Buenos Aires. Empezó a exponer sus trabajos en infinitas ferias del país. Fue logrando premios y reconocimientos y fundamentalmente la valorización del trabajo en telar pampa y la de su cultura.
Actualmente, trasmite su saber al la quinta generación, su nieta Verónica Cestac, nacida en Buenos Aires en 1977 y criada en San Pablo, Brasil. Volvió hace 4 años a su tierra natal para recibir de su abuela este importante legado y así mantener viva la tradición y la trayectoria de esta familia centenaria de tejedoras pampas.

Doña Ercilia Moreira de Cestac recibió entre otras las siguientes distinciones:
*Primer Premio del Festival de Cosquín los siguientes años: 1984, 1987, y 1990.
*Primer Premio de la Sociedad Rural Argentina, Feria de Artesanías Argentinas, Feria de Palermo los siguientes años: 1990, 1993, 1994, 1995, 1996 y 1997.
*1993: Gran Premio de Honor-Feria Internacional de Artesanías. Feriar, Centro de Ferias y Convenciones, Córdoba.
*1994: Primer Premio Feria María Olaga Espondaburu - Rauch.
*Recibió en 1998 el Santos Vega de Plata otorgado por la Revista Raíces de Buenos Aires, Capital Federal.

Diversas entidades del Municipio de Azul, Provincia de Buenos Aires, trabajan en el fomento y valoración de este patrimonio único y vivo.
Promueve su nominación la arquitecta Alicia Lapenta

No hay comentarios: