cine + ciudad en Bariloche



 CINE + CIUDAD
LA CIUDAD COMO PROTAGONISTA

CINE + CIUDAD

LA CIUDAD COMO PROTAGONISTA


CIUDAD + CINE
LA CIUDAD COMO PROTAGONISTA

Durante más de un siglo de películas, el arte cinematográfico desplegó sus cámaras en la ciudad, intentando descubrir en cada espacio un nuevo detalle y en cada transeúnte, un personaje posible. Tanto hay de inabarcable en la historia de una ciudad como lo hay en la historia del cine, pero es con la llegada del cinematógrafo, que la ciudad toma una nueva entidad. Se transforma a través de los lentes de una cámara, en un paraíso desconocido, un espacio en el que todo es posible y un universo inagotable de imágenes en movimiento.

Fascinadas por la vorágine citadina, las primeras películas se componían en su mayoría, de planos fijos tomados en las calles donde se observaban, casi científicamente, cómo los habitantes se desplazaban por ahí, cumpliendo con sus quehaceres cotidianos. No pasó mucho tiempo desde que esos primeros registros amateurs se convirtieran en grandes documentos de la historia aunque desplazados rápidamente por la ficción y la industria del entretenimiento.

Cuanto más se desarrollaba la industria cinematográfica, más crecía la construcción de gigantescos estudios de filmación; es entonces que las grandes productoras transforman a la ciudad en una escenografía. Cientos de películas representaban edificios históricos, callejuelas típicas; ciudades enteras se reconstruían bajo techo y entre cuatro paredes. Tal fue el furor, que un género cinematográfico fue creado alrededor de la ciudad. En el film noir o policial negro, la ciudad ya no es solamente una escenografía detrás de los personajes, sino que se transforma en personaje ella misma. Filmadas en estudios o fuera de ellos, las primeras películas del género, retratan el aire violento que atravesaban las calles peligrosas de aquellos años.

Siguiendo sus pasos y cansados ya de los grandes estudios, una generación entera de cineastas, se dedicó durante los años sesenta a devolverle al cine, la ciudad como tal. Volver a sacar las cámaras a la calle y filmar personajes de ficción en los escenarios naturales, fue uno de sus paradigmas. Dándole un nuevo plano estético, esas películas revalorizan los espacios típicos de la vida cotidiana en una ciudad.

De un modo más radical y empujado por las crecientes tecnologías, el cine contemporáneo continúa retratando el ritmo frenético de la ciudad actual, bajo la influencia de la tecnología digital. Así como el avance de esas nuevas tecnologías generó otro tipo de ciudades con innovados espacios urbanos, también hizo lo suyo en el cine, modificando su elemento constitutivo, el cinematógrafo. Aquellas cámaras que imprimían las imágenes en el celuloide según la cantidad de luz que recibieran por segundo, están ahora en desuso. Ya no se filma, sino que se graba. Casi no existen hoy películas hechas en material fílmico, pero si existe una inconmensurable cantidad de patrimonio fílmico. Todas aquellas obras que fueron proyectadas, se guardan hoy en grandes museos o en pequeños archivos personales. Preservar esas películas en su material original es vital no solamente para los amantes del cine, sino también como documentos del paso de la Historia.

La relación y el cruce entre ciudad y cine se ha desarrollado de tal modo, que el cine se convirtió en ciudad. La Sala de cine se ha transformado ya, en un clásico dentro del paisaje urbano típico de la ciudad (pos)moderna, al mismo tiempo que una parte constitutiva de la vida de sus habitantes. Por esto resulta imprescindible hoy, nutrir estas jornadas de investigación de una instancia de intercambio con una disciplina cultural, tan influyente como es el cine.

De este modo, se presenta la muestra cinematográfica que acompañará a las las jornadas de Patrimonio y Sustentabilidad - CICOP 2014 en S.C. de Bariloche. Los diversos programas que se exhibirán durante tres días, se proponen explorar algunas de las perspectivas en que puede descubrirse una ciudad a través de las imágenes y sonidos.
Agustina Arbetman
---
Lucy Cine



PROGRAMACIÓN

En todos los casos, las proyecciones serán presentadas y al finalizar se abrirá un debate con el público presente.
La entrada es libre y gratuita, hasta agotar la capacidad de la sala.

LUNES 28
Programa I
En colaboración con el Goethe-Institut Buenos Aires.
El cine a favor de la arquitectura
Se proyectará un cortometraje seguido por un largometraje. Ambas películas retratan los procesos de cambio y reconstrucción de una ciudad. Desde una perspectiva contemplativa, puede observarse la relación del paso del tiempo y su incidencia en el paisaje urbano. Los conjuntos de edificaciones varían según la coyuntura histórica y aquí, la cámara parece ser testigo de ese proceso.

Brutalidad en piedra
Brutalität in Stein
(Alexander Kluge y Peter Schamoni, R.F.A., 12', 1961)
Un profundo análisis del Nacional-socialismo a través de su arquitectura. “En la sucesión de registros recientes de las ruinas del gigantismo arquitectónico del nazismo imbricado con archivos sonoros y fotográficos de los discursos nazis, el corto propone un montaje analítico donde a cada espacio majestuoso le correspondía un pensamiento aberrante de palabras genocidas. El montaje audiovisual le permite a Kluge el pequeño prodigio de analizar, experimentar y narrar la peligrosa construcción ficcional de la banalidad del mal”. (Diego Trerotola, El Amante/Cine).
Berlín Babel
Berlin Babylon
(Hubertus Siegert, Alemania, 93', 1996-2001)
Berlín, segunda mitad de los años noventa: el boom de la construcción después de la caída del muro ha llegado a su punto álgido. En medio del conflicto entre conservación y cambio, entre tradición y modernidad, conocidos arquitectos, urbanistas, políticos, funcionarios y propietarios actúan a una velocidad vertiginosa. Durante años, Hubertus Siegert observa y documenta el desarrollo, sin hacer comentarios, fascinado y escéptico.

MARTES 29
Programa II
La ciudad vista desde afuera
Se proyectará un mediometraje que retrata de un modo muy particular, una ciudad distinta a la que vive el propio director, seguido por tres cortometrajes, que recorren y representan una ciudad desde diversos puntos de vista

Hábitat
(Ignacio Masllorens, Argentina, 40', 2013)
Un pintor sale de su casa con un caballete y camina hasta algún lugar que ya ha visto antes. Ante él se encuentra un paisaje. Despliega el caballete y fija los límites de su composición. La realización de este film parece tener la misma impronta: niega lo colectivo de su arte y se aproxima a la tarea de un pintor. El motivo es el paisaje urbano, despojado de personas. La sucesión de planos convierte lo cotidiano en algo inquietante; la ciudad vacía se vuelve así un único protagonista, capaz de contar todas las historias posibles.

Vaudeville
(Malena Solarz, 12', 2006)
17 puertas, 27 personajes, una noche. Una noche con 27 personajes en 17 puertas. 27 personajes recorren 17 puertas de calle en una noche. La noche en que 27 personajes abrieron 17 puertas. 17 puertas que se cierran en una noche. 27 personajes. Las ocupan. En una noche. Las recorren. 17 puertas.

El contrabajo
(Alejo Franzetti, 15', 2008)
En las orillas de la ciudad de Buenos Aires, entre los escombros que forman la costa de su reserva ecológica, ella escucha, atenta, la confesión. Lo demás, lo que sigue, serán meros inconvenientes e interrogantes entre un cadáver y un contrabajo, entre la imperfecta ciudad y su río, que sembrarán la duda sobre la efectividad de su venganza.

Minimercado Champion
(Florencia Percia, 19', 2010)
Minimercados Champions premia a Ana con un viaje de dos días, para dos personas a una cuidad de la costa. De repente, se encuentra viajando sola, sumergida en un tour en el que parece no encajar.


MIÉRCOLES 30
Programa III
Un clásico: la ciudad como personaje
Se proyectará uno de los largometrajes clásicos del cine noir. La ciudad no sólo cobra vida como un personaje vital en el argumento sino que también se convierte en objeto de representación del cine.

El tercer hombre
The Third Man
(Carol Reed, Reino Unido, 104', 1949)
Holly Martins, escritor de novelas del oeste baratas, llega a Viena en 1947 cuando la ciudad está dividida en cuatro zonas ocupadas por los aliados de la Segunda Guerra Mundial. Holly llega reclamado por un amigo de la infancia, Harry Lime, que le ha prometido trabajo. Pero el mismo día de su llegada coincide con el entierro de Harry, que ha sido atropellado por un coche. Holly conoce y se enamora de Anna, novia de Harry. Ante una serie de datos contradictorios, Holly comienza a investigar la muerte de su amigo, sospechando que tal vez haya sido asesinado. El jefe de la policía militar británica le demuestra que su amigo se había mezclado en la trama del mercado negro. Adaptación de la novela homónima de Graham Greene.

Actividades paralelas:
* Exhibición de cortometrajes que exploran desde distintas perspectivas la representación cinematográfica de una ciudad.
En colaboración con la Universidad del Cine (Bs As)

No hay comentarios: