Patrimonio Argentino 10

Un nuevo tomo se suma a la colección Patrimonio Argentino, editada por Diario de Arquitectura y el CICOP (Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio). Este capítulo de la serie propone un recorrido por las más fastuosas residencias construidas por la alta burguesía entre fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Como bien dice en el prólogo el arquitecto Julio Cacciatore, se trata de construcciones que nos acercan a las formas del habitar en la Argentina opulenta, disfrutada por las elites de aquellas épocas.

La existencia de estos palacios se explica a partir del deseo de equiparar el estilo de vida local al de la admirada nobleza europea, fundamentalmente la parisina. Así fue que desde fines del siglo XIX los modelos afrancesados, copiados con mayor o menor fidelidad al original, invadieron Buenos Aires y algunas grandes ciudades del interior.



Por las páginas del volumen desfilan palacios suntuosos como el de la familia Paz (obra de Carlos Agote), el Palacio Errázuriz (actual Museo de Arte Decorativo), el Palacio Pereda (hoy Embajada de la República del Brasil), los palacios Duhau y Alzaga Unzué (que actualmente funcionan como hoteles de lujo), el Palacio Ortiz Basualdo (sede de la Embajada de Francia) el Palacio Ferreyra, en Córdoba, convertido en Museo el Palacio Duhau, o el Palacio Sans-Souci, ubicado en las afueras de Buenos Aires.

También se incluyen petits hotels como la Casa Nougués, en Tucumán; la Residencia Gibert de La Plata, el Edificio Insud, en pleno centro de Buenos Aires o la también porteña construcción de la calle Paraná al 900.

No hay comentarios: